domingo, 28 de mayo de 2017

¿Qué fue de los años perdidos de Jesús?

 Se ha escrito mucho sobre el Maestro Jesús de Nazareth, desde todos los puntos de vista. Sin embargo, se ignora habitualmente qué fue de él entre los doce y los treinta años.

       Los datos reflejados en los Evangelios sobre él terminan a sus doce años, cuando se dice que vivía junto con su familia y se relata cómo discutía con los rabinos.
       Los Evangelios Apócrifos dicen que José de Nazareth se casó una primera vez a los 40 años y tuvo cuatro hijos, enviudando luego. Poco después (según esos textos no reconocidos por el Catolicismo), un año a lo sumo, se prometió con Miriam —María— aún niña. Según estas fuentes se la valoraba mucho a nivel religioso y se había procedido a hacer pública su condición de casadera a los doce años para que le llegaran peticiones.

      Quizá para salvarla de esta especie de 'subasta marital', José, ya un hombre muy espiritual y que había cumplido todos sus deberes como marido y padre, acordó desposarla y respetarla, viviendo con ella como 'alma amiga', algo por otra parte común entre dos seres muy avanzados espiritualmente como eran ellos. En resumen, cuando los Evangelios Canónicos ya no hablan más del Jesús niño, los Apócrifos aseguran que José de Nazareth tenía 90 años.
       También aseguran los Apócrifos que San José, o José de Nazareth, murió a los 110 años en brazos de su joven esposa María y de su hijo Jesús.
      Aunque estos textos están puestos en duda, hay un par de detalles en los Evangelios Canónicos, los aceptados por las Iglesias Cristianas en general, que podrían apuntar a su verosimilitud: por una parte, se menciona en ellos expresamente a 'los hermanos de Jesús'. Los expertos dicen que se refieren a sus primos, según las costumbres de la época. El segundo indicio es que a Santiago se le menciona como 'aquel a quien llaman el hermano del Maestro'. No hablan 'del hermano', sino de 'aquel a quien llaman el hermano'. Según los Apócrifos, en ambos casos se estarían refiriendo a los hermanastros, hijos del anterior matrimonio. Resulta que yo conozco un caso parecido cercano y, si bien se le menciona siempre entre los hermanos, también se suele puntualizar 'el medio hermano'. Alguien ajeno a la familia podría decir perfectamente de él 'aquel al que llaman hermano'.

          Si aceptásemos los Apócrifos como fuente documental, un adolescente podría haber dejado a su madre al cuidado de los otros hermanastros y emprender un viaje, de haber querido.


       En este mapa de arriba pueden hacerse una idea de la región.

       Desde Nazareth, atravesando un poco de Jordania, Irak, Irán (Persia, recuérdese que se decía que los magos de Oriente eran mazdeístas persas), Afganistán y el actual Pakistán, casi en línea recta está la lamasería de Hemis, en Ladak,
(Foto: Wikipedia)

donde se conservan, según algunos testimonios, documentos sobre Issa o Jesús (ver mapa más abajo). La lamasería, que se muestra en la foto, ha sido declarada patrimonio de la Humanidad.

Nikolai Notovich, 1894 y Nikolai Roerich en 1925, escribieron sendos libros basados en los textos que encontraron en esa lamasería que hablan del Maestro Issa de Palestina que llegó para estudiar con los sabios del Himalaya.
      Notovich era periodista. Su recopilación de textos es sorprendentemente razonable, sin olvidar el hecho de que esos textos fueron escritos en los mismos años que sucedieron los acontecimientos narrados, en opinión de Notovich, siendo noticias llevadas por las caravanas provenientes de Jerusalén sobre alguien que había vivido hasta los 29 años entre ellos, los hindúes y tibetanos. Y sorprende su narración sobre el juicio y cómo Pilatos aparece como lo que fue: un gobernador romano temeroso de la fama de un 'agitador' (en su opinión), y cómo Issa se defiende como sería lógico, sin faltar a la verdad pero intentando hacer ver al rudo gobernador de Judea que sus afirmaciones se referían a un Reino espiritual, y cómo los sacerdotes israelitas tratan de liberarlo hasta dos veces por ser un profeta justo. Todo resulta lógico. Y no es un relato 'incrédulo' ni materialista, todo lo contrario. Y confirma el relato de algunos apócrifos respecto al notable feminismo del Maestro. Les recomiendo encarecidamente su lectura. Y recuerden que son textos 'de oídas' sobre lo que los mercaderes de las caravanas pensaban que había pasado, no informes definitivos o interpretaciones indiscutibles. 

       Roerich era pintor y escritor, diplomático ante la Sociedad de Naciones, impulsó una primera bandera de la paz, fue místico, creador del Agni Yoga y, en definitiva, un gran hombre más allá de toda duda.
(Nikolai Roerich pintado por su hijo con atuendo tibetano)

      En 1929, el hindú Swami Abhedananda ofreció una traducción semejante pero también de otra fuente. La pianista Elizabeth Capari mantuvo que durante un viaje a Hemis en 1939, un lama le habría mostrado unos pergaminos, afirmando: «Este libro dice que su Jesús estuvo aquí».

      Sin embargo, al desatarse una campaña de descrédito contra Notovich y su libro, otras personas interrogaron a los lamas y éstos negaron la existencia de esos textos. Incluso hoy en día los niegan. Sin embargo, en palabras de Nikolai Roerich, que está fuera de toda duda, al menos para mí:
«Las leyendas son guardadas secreta y cautelosamente. Es difícil enunciarlas porque los lamas, por encima de todas las personas, saben como guardar silencio. Solamente por medio de un lenguaje común  —y no meramente por el lenguaje oral sino también por el entendimiento interior—puede uno alcanzar sus misterios significativos…»
       Como pueden ver en el mapa de arriba, un viajero que llegase al Himalaya desde Nazareth sin desviarse mucho, alcanzaría la cordillera justo en la zona donde se encuentra la lamasería donde se han encontrado documentos al respecto. En el siglo I Afganistán entró a formar parte del Imperio Kushana hindú, y sería una buena ruta hacia la India, concretamente Peshawar, por aquel entonces un importante centro de enseñanza budista. Quizá fuera una primera etapa en su camino hacia los sabios del Himalaya. 
       Además, hagan una prueba: saliendo de Nazareth en la dirección aproximada a la India, pongan el google Maps en modo 'relieve' y aumenten hasta ver los pequeños lagos y leves cursos de agua y sigan así a ciegas (pues la escala aumentada no les permite ver toda la ruta). Yo lo probé y terminé en el Himalaya, un poco por debajo de Hemis Gompa, y pasando muy cerca de Kabul y Pershawar. Es una ruta natural para una caravana. Y Hemis Gompa era un punto importante en la ruta de las grandes caravanas que cruzaban Asia.

Además, los documentos consultados por los viajeros y viajera no parecen haber sido escritos en esa lamasería, sino haber sido copiados y distribuidos desde otros lugares, como la capital del Tíbet, Lhasa.

       El viaje por esta ruta en los tiempos del Maestro Issa, Iehosúa o Jesús, sería casi tan peligroso como hoy o quizá más. Un hombre cabalgando solo estaría expuesto a todo tipo de peligros. Pero Nazareth era lugar de paso de multitud de caravanas y comerciantes de todo tipo. Parece haber sido tan cosmopolita como para que los carteles que se colocaban sobre las cruces para notificar los delitos por los que habían sido condenados estuvieran en tres idiomas (hebreo, latín y griego), como atestiguan los propios Evangelios. Estaba muy cerca de una población helenística y las últimas excavaciones indican que era una población mucho más grande de lo que se había supuesto. Incluso dicen haber localizado las viviendas de infancia y estudios de Jesús, aunque esos investigadores no parecen saber que los templarios desmontaron piedra a piedra una casa que se veneraba como la de la familia de Jesús en 1291, y que ahora reposa protegida por la Basílica de la Santa Casa, en Loreto, Italia, desde 1294.
      Esta casa fue centro de culto desde los primeros tiempos del Cristianismo, primero en su lugar original en Nazareth, y luego en sus eventuales etapas hasta llegar a Loreto. 
(La Santa Casa)
(La Basílica)

(El santuario en su interior. Las tres fotos son cortesía de Wikipedia)

       El traslado de esta casa piedra a piedra primero a Croacia, en 1291 y, tres años después a Italia (primero a Ancona y luego a Loreto), supone una hazaña más de los templarios. La pregunta es ¿por qué Ancona, por qué Loreto?. Los promotores de esta aventura fueron la familia Angeli, que gobernaban Epiro, que correspondería a una zona en los Balcanes y parte de Grecia.  Tratándose los templarios de los primeros que excavaron bajo las ruinas del Templo de Salomón durante nueve años, ¿qué más trasladarían?

       Los sabios de Oriente ya habían tenido contacto con la familia cuando Jesús iba a nacer, y las órdenes mistéricas de todo el mundo estaban al tanto de que un Avatar muy grande había nacido. No sería ajeno a su forma habitual de proceder que hubieran destacado iniciados en los alrededores del Gran Avatar desde su nacimiento hasta que estuvo en condiciones de emprender una larga peregrinación. 
       No sería extraño, pues, que el adolescente Jesús hubiera escuchado relatos en su entorno sobre los faquires y magos, santones y maestros del Himalaya. Pudo oír hablar de la Piedra Chittamani que responde al pensamiento, la cual el propio Roerich parece haber alcanzado y llevado hasta un lugar inconcreto (Andrew Tomas lo documenta en su libro 'Shambala, oasis de luz'). O pudo escuchar relatos sobre la Ciencia Yoga que se supone permite superar los límites naturales de la vida. O sobre seres que habían vivido miles de años, según las leyendas. Y tal vez se sintió inclinado a averiguar qué había de verdad en todo ello. Piensen que en Nazareth en el siglo I todavía se discutía si había resurrección o no, y en qué condiciones.

       No hay otras pruebas que los testimonios de quienes estuvieron en la citada lamasería y las tradiciones que existen al respecto en todo Oriente. Pero un joven culto e inquieto como él, sabedor de que su vida no era corriente, ¿no se sentiría empujado a conocer a tales sabios?
     
       Según Nikolai Notovich, en su obra «Vida secreta de Jesús», al llegar a sus trece años debía casarse según la costumbre. Según él, viajó por Afganistán y Cachemira hasta las montañas, permaneciendo en diversos lugares hasta los 30. Al parecer no se sentía inclinado a la vida hogareña.
       También según él, su predicación causó disgusto a los mazdeístas persas y brahmanes, sacerdotes hindúes, por predicar la igualdad entre castas y tuvo parecidos problemas a los que más tarde le llevarían al martirio en su propia tierra.

      JESÚS ADOLESCENTE

       "Un grupo de expertos de la policía italiana ha logrado desvelar, mediante un novedoso software informático utilizado en el reconocimiento de presos, cómo era la cara de Jesucristo cuando éste no superaba los 12 años. Para ello, y tal y como afirma en su versión digital el diario «The Independent», los investigadores se han basado en los rasgos faciales que tendría el hijo de María y José según las imágenes obtenidas de la Sábana Santa (una reliquia que, a su vez, genera una gran controversia).

       Concretamente, las autoridades locales han elaborado la imagen de Jesucristo mediante un programa informático que genera retratos actualizados de delincuentes. El susodicho software, por ejemplo, fue utilizado hace una década para averiguar cómo habría cambiado la cara del jefe de la mafia Bernardo Provenzano (de quién sólo se conservaba una imagen de 1959). El sistema fue efectivo, pues este criminal fue capturado en el año 2006.

       En este caso, sin embargo, el proceso se ha realizado a la inversa. Así pues, en base a la imagen que tendría Jesucristo tras morir (la cual quedó impregnada, según varios expertos, en el Sudario de Turín o Sábana Santa) los expertos han suavizado sus facciones para averiguar la forma exacta de su tez a los 12 años. Para ello –entre otras cosas- han reducido su mandíbula, han levantado su barbilla y han enderezado su tabique nasal.El resultado, como puede apreciarse en las imágenes, es el de un niño de pelo y ojos claros.

  Con todo, el proceso ya ha sido criticado por varios miembros de la comunidad científica. Y es que, según afirman, no es válido debido a que todo el estudio se basa en la creencia de que en la Sábana Santa (un sudario que muestra la silueta de un hombre crucificado y con una herida en el costado) habría sido envuelto Jesucristo y no otro prisionero de la época.

Fuera como fuese, lo cierto es que esta imagen elaborada por las autoridades italianas será la protagonista de un reportaje en la televisión local que se emitirá en los próximos meses. El curioso experimento ha sido realizado para conmemorar la última exposición pública de la Sábana Santa en Turín (la cual durará unos dos meses y se espera que cuente con millones de visitantes)". Fuente: http://www.abc.es/cultura/20150505/abci-jesucristo-adolescente-imagen-sabana-201505051150.HTML

       Es decir, si la Sábana de Turín fuera la imagen de Jesús, éste sería, más o menos, su aspecto a los doce años.

       También  pueden ver en el desarrollo adjunto su aspecto a otras edades, entre las cuales estaría aquella en que empezó su supuesto viaje al Himalaya. 
      Y, siempre según la Síndone, éste sería su aspecto al volver del Himalaya, poco antes de su crucifixión:
      Naturalmente que la expresión y la mirada es algo difícil (¿imposible?) de plasmar partiendo de un retrato o rastro de alguien con los ojos cerrados y posiblemente hinchados por la tortura y la muerte. Aquí el arte del o la operadora forense ha puesto su impronta.

SOBRE LA SÍNDONE
       No soy un especialista en el tema, así que esto es sólo mi opinión subjetiva.

      El libro 
propone la hipótesis de que Leonardo Da Vinci creó la Síndone, y dan por hecho que es su autorretrato. El libro comete varias contradicciones:
Como prueba de que es una falsificación argullen que la cabeza es demasiado pequeña para el cuerpo, como si hubiera sido 'fotografiada' aparte de él. 
Pero, para demostrar que la técnica propuesta y probada por ellos es la utilizada por Leonardo, muestran CÓMO FALTAN LOS LADOS DE LA CABEZA Y LAS OREJAS. Vaya, si faltan dos porciones de cabeza (incluida la frente, que se ve escorzada, como hundida hacia atrás, lo cual la hace más corta)...¡es lógico que sea más pequeña!
      Luego está el procedimiento fotográfico. Parece correcto, muy ingenioso y probado. Ahora bien, quizá no caen en la cuenta de que si la hipotética desmaterialización del cuerpo no hubiera sido su tan denostado 'flash nuclear', sino un proceso que generase un calor moderado, los elementos orgánicos exhudados por el cadáver podrían haber quemado la tela sin necesidad de cámara oscura ni lente, tal como ellos usaron.

      Puede que su gestación no haya sido milagrosa, pero parece, por la moneda y la vasija de plata, que la imagen en sí ha sido transmitida por algunas personas que quizá conocieron el aspecto del Maestro Jesús-Issa, quizá desde los primeros tiempos. Las órdenes iniciáticas tienen sus tradiciones y las transmiten a través de los siglos.

       Llama la atención el aspecto tan 'renacentista' que tiene a los 24 años. hay dos explicaciones. o bien los iniciados renacentistas sabían cuál había sido su aspecto, o quizás sea cierto que la Sábana de Turín la pintó - fotografió Leonardo Da Vinci. No lo creo, porque los numerosos retratos de Jesús que pintó Leonardo son de un estilo muy diferente a la Sábana de Turín y a su proyección temporal que han realizado por ordenador. Sobre todo, no me parece que ese rostro sea el de Leonardo, y ya aparecía mucho antes, en un 'soldio' de Justiniano II, año 685-695 +-:
Y en una vasija de plata de mediados del siglo VI:

       Hay muchos datos a favor y en contra de la autenticidad de la Síndone, pero parece claro que, sea como fuere, NO es el retrato de Leonardo Da Vinci.
     El Mandylion y el sudario fueron copiados repetidamente a lo largo de la Historia para exponerlos en lugares a menudos distantes miles de kilómetros del ducado o reino que custodiase las reliquias. Tanto la moneda como la vasija (Existe una imagen del descendimiento del cadáver que es en todo igual a la figura de la Síndone muy anterior a 1190 d.C.) no son muy exactas y, sin embargo, parecen copias de la figura del sudario, que es muy diferente a la clásica figura con que se representaba al Maestro Jesús.


Comparen con esta recreación en 3D del rostro de la Síndone:
Y con el original:

Esta es la imagen del descendimiento:


       Yo no lo sé. ¿Usted qué opina?
———————        Respecto a los Apócrifos me gustaría decir algo más: Algunos parecen muy fantasiosos, mientras que el de Judas es muy difícil y deteriorado y está muy influido por el Gnosticismo, así que no es muy histórico. Sin embargo, algunos detalles del Credo Católico aceptan cosas que sólo están es los Apócrifos, como el descenso de Jesús a los infiernos (no es que ese sea un indicio muy científico, pero significa que son dudosos sólo hasta cierto punto, al menos lo mismo que los otros).
       Y, en palabras del National Geographic: «El propio Evangelio de Lucas comienza con las palabras dirigidas por su redactor a un personaje llamado Teófilo: «Ya que muchos han intentado escribir la narración de los sucesos que se han cumplido entre nosotros, [...] pareciome también a mí, después de haberme informado de todo exactamente desde su origen, escribírtelos por su orden, dignísimo Teófilo, a fin de que conozcas la verdad de lo que se te ha enseñado». El texto, compuesto hacia los años 95-100, nos indica que circulaban múltiples tradiciones sobre la vida de Jesús cuando habían transcurrido unos setenta años de su muerte en la cruz, ya que el autor aspiraba a ofrecer «la verdad» respecto a lo mucho que se decía sobre la cuestión». http://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/evangelios-apocrifos_8743
       Así que el propio evangelista Lucas acepta que los relatos sobre detalles de la vida del Maestro circulaban con información que no constaría en los escritos canónicos (todavía no escritos).

(Todos los mapas están extraídos de Google Maps. Gracias a sus colaboradores/as, de los cuales conozco alguno).
     
   

miércoles, 3 de mayo de 2017

498 años sin Leonardo Da Vinci.

     Ayer hizo 498 años de la muerte del gran genio.

     Parece que no sólo era inteligente, sino muy sensible. Sólo tienen que ver el rostro de su San Juan Bautista:

      Parece ser que usó el rostro de su alumno preferido, Salai, para representarlo. Su relación con Leonardo (fuere del tipo que fuere) duró hasta su muerte en Francia. 

     Así era Salai en los inicios:
     Se ve claramente a un pilluelo.

Gian Giacomo Caprotti da Oreno, llamado Salai o Salaino (nacido hacia 1480-Milán 19 de enero de 1524)

     Ese rostro inocente escondía a un pícaro ladronzuelo al que el maestro perdonaba siempre sus fechorías. Su apodo hace referencia en italiano (salato) a ese matiz falsario y problemático. ("Salai" es el nombre de un diablo, personaje de la obra Morgante de Luigi Pulci). En algún argot del castellano se dice 'hacer salado' para referirse a una pérdida por negligencia o despiste, o engaño. 

       Y, al parecer, fue fiel a Leonardo hasta su muerte (en el sentido que ustedes quieran entender). Sólo se casó tras la muerte de Da Vinci. 
    Salai fue retratado, como hombre y como mujer, muchas veces. 

(Notese el detalle de las partes bajas del modelo...)


       Existe la sospecha de que se inspiró en sus rasgos para pintar muchas de sus caras femeninas, como ésta. Comparen la sonrisa con la del Bautista.

Parece que también se inspiró en su pupilo para la Santa Ana (ver el boceto de arriba y el cuadro, más abajo)


       Naturalmente, para las gentes bienpensantes, el que una de las personas más inteligentes y reconocidas de la Historia, fuese homosexual ha sido difícil de aceptar. 
      Casi tanto como su pensamiento libre y creativo.
     Sin duda la grandeza de Leonardo le situó constantemente más allá de lo convencional, en lo personal y en lo espiritual.  

       «LA ÚLTIMA MORADA DE DA VINCI

       Por consejo de su hermana Margarita de Navarra, en 1516, Francisco I invita a Leonardo da Vinci: «Aquí serás libre de soñar, pensar y trabajar». De esta forma acoge el rey de Francia al genio italiano que ha cruzado los Alpes a lomo de mula, trayendo consigo tres de sus obras más destacadas: «la Gioconda», 

«la Santa Ana»

 y «el San Juan Bautista» que terminará aquí, en el castillo de Clos-Lucé.

Leonardo recibe una pensión de 1.000 escudos de oro al año y es nombrado «primer pintor, ingeniero y arquitecto del rey». Hasta su muerte, acaecida el 2 de mayo de 1519, será objeto de un auténtico afecto por parte de Francisco I, quien lo llamaba "padre", de su hermana Margarita y de toda la Corte».  http://www.bloischambord.es/descubrir/nuestros-castillos/castillo-de-clos-luce.

     Cuando murió, el 2 de mayo de 1519 en Francia, legó póstumamente a Salai todos sus bienes.